Skip navigation

Especial Cables • Metrología de temperatura • Confección

Metrología de temperatura

Durante siglos la gente sólo fue capaz de captar temperaturas subjetivamente como frío o caliente.  La invención del primer dispositivo de medición de la temperatura objetiva basada en la expansión del aire se remonta a Galileo Galilei aprox. en 1592.

Hoy en día, la técnica de medición de temperatura dispone de un gran número de sensores altamente especializados y métodos que permiten determinar exactamente y reproducir el estado termodinámico de la materia y, por tanto, su temperatura casi entre 0 ° K y, por ejemplo, la temperatura del sol.

Termómetros eléctricos convierten el valor físico de la temperatura en una señal dependiente. Son componentes constructivos independientes que proporcionan una señal de salida para recibir tratamiento adicional. Dependiente en el principio del sensor, en la mayoría de los casos es necesaria una fuente de energía auxiliar.

Una ventaja importante resulta de la buena transferibilidad de esos símbolos eléctricos en grandes distancias. El transductor y el indicador de la temperatura pueden estar situados lejos uno de otro. Las señales de medición pueden ser integradas y tratadas con poco esfuerzo en el control respectivo de los sistemas de guía.